vestuario

1. CÓMO DEBO VESTIRME

Ir bien vestido a la entrevista de trabajo es fundamental. La imagen dice mucho de ti, por lo tanto ante de presentarte a una entrevista, ten en cuenta la imagen de la empresa y arréglate conforme a ella, lo que no significa necesariamente ir siempre de traje. Lo que te pongas debe dar la imagen de que eres profesional, fiable y estás listo para ponerte a trabajar.

  • fotovestirCONSEJOS:
    • Es preferible usar camisas que camisetas. Si la situación lo requiere, lleva corbata.
    • No uses ropa ni calzado informal.
    • Si usas traje, comprueba que te quede bien e intenta llevar trajes a la moda.
    • Vigila los complementos. Es mejor usar bolsos discretos y con estilo, que impresos o demasiado modernistas.
    • Evita las cazadoras de cuero, son demasiado deportivas.
    • Cambia la apariencia de tu forma de vestir en una segunda entrevista, cambiando el color de tu blusa, camisa, o corbata.
    • Una entrevista no es el lugar adecuado para presumir que estás a la moda, aunque si te dedicas a alguna carrera relacionada al arte, puedes ser un poco más apropiado.
    • Si eres mujer:
      • No te pintes las uñas con colores chillones ni estrambóticos, y mantenlas cuidadas y limpias.
      • Si optas por llevar las piernas desnudas, usa medias, aunque haga calor.
      • Evita cargarte de joyería innecesaria: no uses más de dos anillos en cada mano o un pendiente por oreja.

 

  • COLORES: Es importante vestir con un color acorde a la ocasión, por lo que es mejor mantenerse en el ámbito del mundo empresarial: azul marino, gris, gris marengo o negro son los colores básicos (trajes para ellos, vestidos, pantalones y faldas para ellas).

Las mujeres pueden llevar otros colores, pero no son aconsejables los trajes en tonos vistosos (rojo, rosa o azul, por ejemplo). Si quieres un poco de vivacidad siempre puedes conjuntar una chaqueta de un tono más vivo con una falda o un pantalón en un color básico.

En cuanto a las camisas para hombre, los colores más seguros son el blanco o el azul claro.

Los colores también comunican:

    • Negro: Opción segura para faldas y pantalones, e incluso para trajes de mujer; en el caso de los hombres, puede quedar un poco fúnebre.
    • Azul marino: Posiblemente, el color más seguro en el ámbito profesional, ya que sugiere integridad y profesionalidad, aunque puede resultar un poco aburrido.
    • Gris marengo: Color muy distinguido.
    • Gris: Un gris más claro puede parecer apagado y sugerir un carácter aburrido.
    • Amarillo: Creativo, enérgico, positivo y alegre. No está tan ligado al pensamiento lógico o estratégico. Utilízalo con moderación: En una corbata, o en una chaqueta o falda en el caso de las mujeres.
    • Rojo: Este tono excita el sistema nervioso. El rojo resulta muy dominante, pero es un clásico para las corbatas y las chaquetas de mujer.
    • Rosa: Es una opción muy «de chica». Las camisas rosas de hombre están de moda y dejan de estarlo de manera cíclica y muy rápida. El rosa intenso puede sugerir un deseo de llamar la atención.
    • Azul: El color de la calma y la empatía. Un buen color para combinar.
    • Marrón: Se considera un tanto aburrido y tradicional, con alusiones a la vida rural. No está muy bien visto en los ambientes urbanos.
    • Verde: Color suave, más accesible, actualmente muy ligado a los temas ambientales. No es el más favorecedor.
    • Naranja: Este color se elige para crear un ambiente positivo y alegre en restaurantes y cafeterías, pero para una entrevista de trabajo puede ser arriesgado.
    • Verde azulado: Una buena elección «brillante», ya que tiene suficiente azul para resultar vistoso y serio al mismo tiempo.
    • Morado: Color distinguido, relajante y que suele sentar bien a todo el mundo.
    • Blanco: Limpio, elegante, sin nada que esconder.
    • Beige: Puede sugerir una personalidad sosa, sobre todo si se lleva de pies a cabeza.
    • Caramelo: Un tono algo más intenso que implica más personalidad y confianza que el beige.

 

  • COMPLEMENTOS: Si escoger la ropa idónea es muy importante a la hora de acudir a una entrevista de trabajo, no lo es menos encontrar los complementos o accesorios correctos. Algunos consejos:
    • CORBATA: La corbata es el elemento más expresivo del atuendo formal masculino, y por ello es importante elegirla bien. Evita los modelos “divertidos”, con dibujitos, o demasiado vistosos. Cuando te anudes la corbata, el largo adecuado es el que quede justo a la altura del cinturón.
    • GEMELOS: Si llevas gemelos, conviene que sean muy sencillos.
    • CALCETINES: Los calcetines deberán ser lisos, y a ser posible negros. Llévalos lo suficientemente largos para evitar que se te vean las espinillas cuando te sientes.
    • ZAPATOS: El zapato más adecuado para el hombre es el clásico de cordones, de cuero negro, liso o labrado. Para la mujer, un corte clásico es la mejor opción. No utilices botas; sí puedes llevar botines, pero siempre que los tape el pantalón. Utiliza tacones altos si tienes la suficiente destreza para caminar con ellos.
    • BISUTERÍA: Una cadena o un collar sencillos quedan elegantes con un cuello liso. Evita los broches y los fulares, ya que tienden a envejecer a la mujer que los lleva.
    • MALETÍN: El maletín o la cartera son el bolso perfecto para los negocios, aunque no es necesario que lleves uno si se trata de tu primer trabajo.
    • BOLSO: Los bolsos deben elegirse en función de su manejabilidad.
    • BOLÍGRAFO: Cómprate un buen bolígrafo. Los bolis convencionales o los que regalan con algún logo no dan tan buena imagen como un rotulador elegante o alguna otra pieza que transmita calidad.
    • ABRIGO: Es importante que entres en las dependencias con una buena prenda sobre el traje, que no sea de sport, y preferentemente que no sea de piel.

 

2. fotohigieneQUÉ NO DEBO DESCUIDAR EN MI HIGIENE

Puesto que las primeras impresiones en una entrevista son fundamentales, la higiene juega un papel primordial y no debes correr riesgos: Un aspecto aseado envía señales de corrección y respeto.

Aquí tienes algunos consejos:

  • Dúchate o báñate el día que tengas la entrevista.
  • Utiliza un buen desodorante, a ser posible sin perfume, cuidado con los que dejan manchas en la ropa.
  • Si tienes un problema con el olor de pies, utiliza un buen producto o plantillas de carbono.
  • Lleva el pelo bien limpio.
  • Cuida tu aliento. No tomes platos que lleven ajo o cebolla el día anterior a la entrevista.
  • Lleva las uñas impecables.
  • Si estas resfriado o con un ataque de alergia, explícalo y discúlpate, y ten a mano un pañuelo.
  • Asegúrate de que la ropa que lleves a la entrevista esté recién lavada y planchada, y que no vas a tener problemas de que se arrugue en el trayecto.
  • Lleva los zapatos bien limpios y en buen estado.

Compártelo